Sir Ernest Henry Shackleton

“Se buscan hombres para un viaje peligroso. Sueldo bajo. Frío extremo. Largos meses de completa oscuridad. Peligro constante. No se asegura retorno con vida. Honor y reconocimiento en caso de éxito”.

Así rezaba el anuncio en el Times con el que Shackleton reclutó al equipo para su expedición. Su objetivo: cruzar por primera vez a pie el continente antártico. Sin embargo, su misión se vería truncada por la mala suerte y la adversidad, al quedar su barco, el Endurance, atrapado en el hielo. Pero nada logró quebrar la voluntad del explorador, que al ver cómo desaparecía toda posibilidad de realizar su cometido, se volcó en la tarea de sacar de allí con vida a todos y cada uno de sus hombres.

Shackleton fue uno de los grandes héroes de la exploración antártica y su legado es toda una lección de cómo vivir. Tal y como reza en el epitafio de Robert Browning que puede leerse en su tumba:

“Sostengo que un hombre debería luchar hasta el último aliento por el valor que le ha dado a su vida””.Shackleton